CERRAR

Quiero mi primera consulta gratis

Solicitar Cita
MENU

Hernias de Disco

Hernias de Disco

La hernia de disco se sitúa entre las tres razones principales por las cuales los pacientes buscan a un doctor en quiropráctica.

Si usted padece de protrusión discal, principios de hernia o hernia de disco, le conviene saber que el quiropráctico es su mejor opción.

La hernia de disco se puede curar de forma definitiva y evitar la cirugía.

El quiropráctico corrige la mala alineación de la columna y la pelvis, descomprime el disco herniado, y normaliza las fuerzas mecánicas sobre el tejido. De esta forma el quiropráctico corrige las causas de la hernia (en vez de maquillar los síntomas) y por eso la hernia sana.

Utilizando modelos anatómicos de la columna, con sus radiografías y resonancia, se le hace un reconocimiento completo y se le explica detalladamente sobre su caso particular. Le invitamos a conocer la quiropráctica.

Aprende más sobre los diferentes tipos de hernia de disco y como se tratan con la quiropráctica.

Solución para la Hernia

La hernia discal tiene una solución con la quiropráctica, porque la quiropráctica corrige las causas de la hernia. Ya sea hernia discal cervical o hernia discal lumbar. En la gran mayoría de los casos se puede evitar la cirugía. Si usted es médico, aprenda sobre la aplicación de la quiropráctica en pacientes con hernias de disco.

Hernia de Disco - tratamiento alternativo

Quiropráctica como solución para las hernias de disco

Si el paciente ya ha pasado por quirófano, y aún tiene síntomas, la quiropráctica es altamente recomendada porque evitará que el paciente tenga otra hernia discal y la pérdida de altura de los discos por deshidratación y también evitará la degeneración de la columna (artrosis). Aprende más sobre el uso de quiropráctica en en tratamiento de las hernias de disco.

La hernia discal se sitúa entre las 3 razones más comunes por las cuales los pacientes visitan un quiropráctico.

Sentir alivio de los síntomas como el dolor, y el hormigueo se obtiene normalmente con mucha rapidez y la persona recupera su funcionalidad. El disco herniado se reabsorbe y cicatriza como cualquier otro tejido y se puede evitar que el disco pierda su grosor y altura para que en el futuro la persona no sufra las consecuencias del desgaste. La gran mayoría de casos de hernia discal que se tratan con la quiropráctica evitan por completo la cirugía. La cirugía solamente está indicada si la persona está experimentando atrofia muscular o pérdida del control del aparato urinario o excretor en los casos de lumbares.

Pinchar aquí para leer más información sobre hernias de disco.